Cómo curar una contractura en la espalda

Si se dice la palabra “espalda”, una de las asociaciones más comunes que nos viene a la cabeza es “contractura”. Y es que, como ya comentamos en este otro artículo, las contracturas musculares son uno de los principales motivos del dolor de espalda. Como fisioterapeuta y miembro del equipo de Quintana Massages, en este artículo os voy a dar algunos consejos sobre cómo curar una contractura en la espalda para intentar aliviar uno de los males más habituales de todo ser humano.

Cómo curar una contractura en la espalda: yendo al origen

En el artículo que he citado antes sobre las causas del dolor de espalda ya expuse los motivos de creación de una contractura. Muchos de ellos tienen su origen en el uso incorrecto o excesivo de esta musculatura (por ejemplo, malas posturas frente al ordenador o largas caminatas con mochila). Otros pueden darse por problemas articulares o lesiones previas (escoliosis, un traumatismo…).

Tener esto claro es FUNDAMENTAL, porque la forma de tratar y curar una contractura en la espalda va a depender de su origen, así como la presencia de un profesional cualificado que realice un diagnóstico adecuado.

No obstante, como las contracturas en la espalda son el pan de cada día de todos y cada uno de los humanos (por el mero hecho de la bipedestación y tener las manos libres para maniobrar, a diferencia de los cuadrúpedos), hay técnicas que pueden realizarse de forma común para tratar de aliviarlas. Vamos a verlas.

Cómo aliviar una contractura en la espalda

Aunque puede haber múltiples motivos que provoquen una contractura, la esencia de este problema es más o menos la misma en todos los casos: un aumento excesivo del tono muscular provocada por un sobreesfuerzo (carga de peso indebida, postura mantenida durante un tiempo prolongado..). Por tanto, las técnicas que usaremos para aliviar una contractura en la espalda estarán dirigidas a rebajar ese tono y la sensibilidad dolorosa.

Las técnicas que tenemos más a mano para curar una contractura en la espalda son:

Reposo

Esta es una de las técnicas más importantes antes cualquier tipo de lesión corporal: reducir o eliminar toda actividad, especialmente aquella que nos lesionó. El reposo en el caso de una contractura de espalda suele estar asociado a la postura tumbada, ya que la postura sentada requiere el uso de la musculatura extensora de la espalda (que nos tiene que mantener erguidos). El reposo se suele indicar para las fases más agudas de dolor (en combinación con otras técnicas como calor o, en caso de dolor muy elevado, la toma de algún analgésico –bajo prescripción médica–)

Aplicación de calor

El calor es una de las medidas inmediatas que debemos aplicar ante una contractura de espalda. Ya sea calor seco como húmedo (agua caliente en la ducha), la aplicación de este método sirve para rebajar la sensibilidad de dolor y el tono muscular. El calor se deberá aplicar a lo largo del día, durante 15 minutos si es seco o un par de minutos si es calor húmedo. En contracturas leves, el calor puede ser suficiente para resolver el problema, no así en contracturas más severas que necesitarán de más técnicas.

Estiramientos

Otra de las técnicas fundamentales para tratar toda contractura son los estiramientos. Estos tienen la finalidad de relajar al músculo y devolverle su elasticidad (que disminuye debido a la rigidez interna de las fibras musculares que sucede en una contractura).

Los estiramientos más comunes para curar una contractura en la espalda son:

Estiramiento de lumbares:

 

Estiramiento de cadena lateral: 

Estiramiento de dorsales – cervicales:

Estiramiento de espalda

Estiramiento de cadena posterior de piernas: 

Estiramiento cadena posterior

Ejercicios de movilidad de espalda

La presencia de contracturas también aumenta la rigidez articular. Por esta razón, es importante hacer ejercicios de movilidad articular con el fin de disminuir esa rigidez (esto también genera una disminución del tono alto del músculo). Los ejercicios de movilidad de espalda más habituales son:

Rotación de tronco: sentado en una silla, girar hacia derecha e izquierda.

Lomo de gato y perro: 

Ejercicios de espalda

Automasaje con pelota

En aquellos casos en los que la contractura no sea muy severa, se puede realizar la técnica de tratamiento de automasaje con pelota. Para ello, utilizaremos una pelota de goma (no muy dura) o de tenis/pádel y, apoyándonos contra una papel sobre la que ruede (no deslice) la pelota, automasajearnos las zonas con sobrecarga. Es importante que se haga lento, con una presión moderada (debe molestar pero no provocar dolor muy elevado, el fin es relajar) y durante un tiempo breve. Después de realizar esta técnica es bastante útil realizar los ejercicios de estiramiento y movilidad de espalda descritos anteriormente.

Este vídeo puede servir de ejemplo:

Masaje por parte de un profesional

Pongo al final la que es la técnica más efectiva para curar una contractura de espalda: el tratamiento por parte de un profesional. Este sería el método de elección para toda contractura ya que un profesional (y aquí hablo desde un masajista a un fisioterapeuta) sabe exactamente cómo aliviar una contractura mediante técnicas manuales. Es importante tener en cuenta que, si se tiene alguna patología de base, se debería acudir a un profesional sanitario (médico, fisioterapeuta) para realizar un diagnóstico adecuado.

Más allá de estas técnicas para curar contracturas en la espalda, es importante también hacer mención a aquellas que nos ayudan a que estas contracturas no aparezcan. Entre ellas están:

  • Corregir malas posturas diarias (frente al ordenador, en el sofá)
  • Movernos cada hora y media de nuestro puesto de trabajo si este es en postura sentada
  • Estirar de forma regular la musculatura (aquí os contamos algunos estiramientos para cuello y parte de la espalda).
  • Adecuar nuestras superficies de descanso (un colchón y almohada adecuados)
  • Realizar ejercicio físico de forma regular (en este artículo damos algunas claves).
  • Tratarse de cuando en cuando (o de forma regular), ya sea con un fisioterapeuta si hay lesiones severas, ya sea con un masajista si es para relajar el tono muscular.

Desde Quintana Massages esperamos que estos consejos hayan sido útiles (podéis completarlos con esta guía para preparar el Camino de Santiago). Tan solo nos queda recordar que, si estáis por Santiago y tenéis algún síntoma de sobrecarga, no dudéis en acudir a nuestro centro, en la Plaza de la Quintana. Podéis acceder a nuestra hoja de reservas y servicios en este enlace.

Por último, comentar que tenemos esta guía gratuita para evitar lesiones y mantenerse en forma:

Guía del Super Human

La puedes conseguir al suscribirte a nuestra newsletter (la cual, te prometemos, no será puro SPAM, sino que será un boletín mensual original, creativo, con un resumen de lo publicado en ese mes y las posibles ofertas y cursos que saquemos en el centro)

¿Cómo valorarías este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Sentimos que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dinos, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

Autor: Dani Keral
Fisioterapeuta, blogger de viaje, fotógrafo y redactor en medios como Condé Nast Traveler, Yorokobu, Viaje con Escalas y Revista Salvaje. Creador, guionista y locutor del podcast El Vuelo Sonoro de Radio Viajera. Culo inquieto.

¿Cómo valorarías este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos! Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Sentimos que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dinos, ¿cómo podemos mejorar este contenido?

También te puede interesar…

Qué es la condromalacia rotuliana: síntomas y cómo se cura

Qué es la condromalacia rotuliana: síntomas y cómo se cura

Cuando publicamos el artículo con las lesiones más frecuentes del Camino de Santiago, le dedicamos un apartado bastante amplio a una de las más habituales: la condromalacia rotuliana. En este artículo, como fisioterapeuta, viajero y miembro del equipo de Quintana...

Cómo quitar el dolor de piernas y el cansancio en reposo

Cómo quitar el dolor de piernas y el cansancio en reposo

En nuestro día a día estamos acostumbrados a ciertos dolores “típicos”, como son los de cuello o espalda. Sin embargo, cuando otras zonas son las que se quejan, nos quedamos algo más desconcertados. En este artículo sobre cómo quitar el dolor de piernas y la sensación...

8 consejos para cuidar el cuerpo en tu día a día

8 consejos para cuidar el cuerpo en tu día a día

Partamos de un axioma: el día a día nos lesiona. Esto es algo inherente a la condición humana por el mero hecho de moverse, trabajar y realizar actividades, tanto cotidianas como de ocio. Cada postura que tomamos, gestos laborales etc., suponen un estrés para nuestro...

Suscríbete a nuestra newsletter mensual...

...y te regalamos nuestra Guía del Super-Human con ejercicios y consejos para mantenerte en forma y evitar lesiones

* dato requerido

Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra política de privacidad

0 comentarios

×